Infertilidad

Años de métodos anticonceptivos para no quedar embarazadas y justo cuando a los treinta y pico, decidimos convertirnos en mamás, la cigüeña no llega. ¿Qué está pasando? ¿Es un mal de época? ¿Por qué cada vez son más las mujeres que apelan a la estimulación ovárica por vía hormonal o a la fertilización asistida para lograrlo?

Según la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva, el 15% de las parejas en edad madura enfrentan alguna dificultad física para ser padres. Y lo de la madurez no es un dato menor, porque si hay algo en lo que coinciden los especialistas es en que las mujeres y los hombres que se acercan a los consultorios son cada vez más grandes.

Si la edad más fértil está entre los 20 y los 30 años, hoy las mujeres muestran preocupación por no lograrlo recién a los 36 años. Y no es que hayan postergado la consulta, han postergado la búsqueda de la maternidad y se han encontrado con que el cuerpo ya no es el mismo.

Está comprobado que pasados los 35 años es muy difícil gestar un hijo sin ayuda científica, y que después de los 41 es casi imposible hacerlo con óvulos propios. Otro dato: los espermatozoides pierden calidad genética a partir de los 45.

La realidad nos ha dejado sin respuestas para tías viejas apuradas para que seamos madres cuanto antes. Aunque con suerte, la ciencia se encargará de vengarnos el día que sean más accesibles algunos métodos como, por ejemplo, la preservación temprana de óvulos. Una forma, se me ocurre, de dejar para mañana lo que aún no queremos  hoy.

¿Cambiarías tu edad ideal para ser madre por miedo a la infertilidad?

Cargando...

YAHOO MUJER EN FACEBOOK