Embarrassing Moments Blog

Estaba sentada en la mesa almorzando con mis amigas y cuando me moví un poco para acomodarme me di cuenta de que mi toallita se había movido. Estaba como salida y no llegaba a absorber todo. Las sillas del comedor son todas grises, y cuando me paré para ir a clases me di cuenta de que ¡había sangre en toda la silla! Por suerte todas las que me vieron en ese momento fueron chicas y le pedí a una profesora que me ayudara con mi pequeño accidente.

-- Carla, 14

 

¿Quieres compartir tus situaciones vergonzosas con las lectoras de Girl World Daily? ¡Envíalas aquí!

For more, visit Girl World Daily
Cargando...