Rumores... ¿Reales?

Qué onírico y perfecto parece el mundo de la realeza! Títulos nobiliarios, fiestas oficiales, pomposas bodas, joyas tradicionales de la familia y protocolos de lujo. Claro que, en muchos casos, las apariencias engañan. Y las palabras que más se escucharon últimamente alrededor de algunos príncipes fueron embarazos ciertos y falsos, biografías a punto de salir, rumores de anorexia, corrupción y acusaciones de malos tratos.

Pero vamos por partes. Iñaki Urdangarin, marido de la infanta Cristina de Borbón –hija menor del rey Juan Carlos de España– y duque consorte de Palma de Mallorca, comenzó a ser investigado por apropiación indebida y malversación de fondos públicos de los gobiernos de Valencia y las Islas Baleares. Este tema llegó a su punto más álgido cuando la Casa del Rey decidió apartar a Urdangarin de la agenda oficial de la familia real. El jefe de la Casa, Rafael Spottorno, comentó al diario El País de España: “No me parece un comportamiento ejemplar (...). Es como cuando alguien tiene un hijo, se lo puede querer más o menos, o parecer más o menos tonto, pero no puede dejar de ser tu hijo”. Por el momento el duque no aparecerá en las fotos oficiales, pero seguirá siendo miembro de la familia real mientras siga casado con la Infanta. Lamentablemente, la familia real española ya había dado que hablar durante el año ante las apariciones públicas de la princesa Letizia, quien a pesar de su impecable elegancia, sorprende una y otra vez con su delgadez extrema. Inclusive se habló de anorexia y de un mal ejemplo sobre los estereotipos de belleza e incitación a trastornos alimenticios.

Otro príncipe que terminará el año en medio de incómodos contratiempos es Laurent de Bélgica. El hijo menor de los reyes belgas –casado con Claire Coombs y padre de tres hijos– fue denunciado por malos tratos. Diane de Schaetzen, una novia que tuvo en los años noventa, confirmó los rumores de agresiones: “No puedo negarlo. Es verdad que ocurrieron (...). No me prometió que no lo volvería a hacer. Por eso le dejé”.

Las denuncias fueron realizadas muchos años después porque, según las palabras de Diane: “No se deja al descubierto a la corona”.

REINAS & PRINCESAS. Sin embargo, para la mayoría de las mujeres de la realeza el panorama es mucho más feliz. La reina Isabel II cumplirá en febrero 65 años en el trono. Y los festejos ya comenzaron en forma de libros biográficos. Inclusive, más de un autor hizo un mea culpa sobre comentarios hechos anteriormente. Según los rumores que circularon durante las últimas semanas de noviembre, la reina podrá celebrar sus bodas de platino en el trono estrenando su título de bisabuela, ya que Kate Middleton estaría embarazada. La revista estadounidense In Touch afirmó que la mujer del príncipe William está esperando su primer hijo, pero la corona aguarda que pasen los meses más riesgosos del embarazo para confirmarlo públicamente. Una fuente cercana a la pareja afirmó que “desde antes de casarse, se les dejó claro a William y Kate que tener hijos debería ser su prioridad”. Según esta misma fuente, el flamante matrimonio estaría preparando un cuarto para el bebé en sus tres residencias: Nottingham Cottage, en Kensington Palace y Gales. Incluso, ya se habla de nombres: “Quieren algo tradicional. Edward, Philip y Michael son las opciones si es varón y Alice o Rose si es mujer”, anunció la misma fuente. Y a la hora de buscar confirmaciones no oficiales, hay para todos los gustos: algunos medios hablaron de que Kate rechazó una copa de champagne, otros aseguran que hubo miradas cómplices entre la pareja y caricias en la panza; también están lo que afirman que la sucesora de Lady Di habría sufrido un desmayo…

Y Kate no es la única princesa en busca de un heredero. La recién casada Charlene de Mónaco, esposa del príncipe Alberto, también inspira comentarios a cada paso. Luego de una breve suspensión de agenda se reincorporó a sus actividades como princesa, pero con algo que llamó la atención: a diferencia de las prendas entalladas que suele vestir, optó por vestidos más holgados que, según se dice, serían para disimular un incipiente embarazo. Por el contrario, la hija de los reyes de Suecia, Victoria, luce con orgullo su último trimestre antes de ser mamá y dice presente en cada una de sus actividades diarias.

El 2011 termina con excelentes y pésimas noticias para las dinastías europeas. ¿Qué les deparará el próximo 2012?

Cargando...

YAHOO MUJER EN FACEBOOK